ActualizacionesNoticias

Campaña Code Quest: Una Historia de Éxito !!

Un proyecto de software es una cosa viva, y cada pocos años necesita dar un salto. Un salto para la supervivencia, para la innovación, para responder y adaptarse a las nuevas tendencias y tecnologías, para sentar las bases de las tendencias futuras. Este es un esfuerzo arriesgado. Los objetivos ambiciosos tienden a ralentizar significativamente el impulso del desarrollo debido a las complejas decisiones de ingeniería, los desacuerdos entre los miembros del equipo o la falta de comunicación externa con la comunidad de usuarios.

Blender ha logrado esta hazaña una vez antes durante su existencia, el conocido proyecto 2.5 en 2010, gracias al implacable liderazgo de Ton Roosendaal y un equipo muy unido de desarrolladores y usuarios avanzados. Después de casi 8 años de mejoras graduales, durante las cuales la base de usuarios de Blender se cuadruplicó, llegó el momento de otro salto. Entra en Blender 2.8.

Blender 2.8

El objetivo principal de Blender 2.8 es mejorar aún más el soporte para diversos flujos de trabajo, complementado con características como una ventana gráfica PBR de alta calidad, herramientas de animación 2D, administración avanzada de activos y un poderoso sistema de animación. Si bien Blender se considera a menudo como una rareza, su flexibilidad está siendo descubierta y apreciada por una audiencia creciente.

Después de más de un año de trabajo, el proyecto necesitó un sprint final para entregar la primera versión beta de Blender 2.8. Para lograr esto, se propuso la idea de un “Code Quest”: reunir a casi todos los desarrolladores principales durante tres meses en un solo lugar, en el Blen

der Institute de Ámsterdam.

Este período permitiría al equipo abordar problemas de ingeniería fundamentales, así como centrarse de manera más eficiente en el diseño y la usabilidad de la interfaz.

Cómo financiar con éxito un proyecto de código abierto

La financiación del Code Quest, que se estimó en 200K USD, se dividió entre cuatro partes.

La primera fue Blender Foundation, la entidad sin fines de lucro que coordina la divulgación de desarrolladores a nivel mundial y ejecuta las plataformas oficiales en línea para el proyecto. La Blender Foundation, a través del Fondo de Desarrollo de Blender, otorga subvenciones a desarrolladores independientes.

El segundo fue Blender Institute, la potencia de Open Content con sede en Ámsterdam, que proporcionó los fondos iniciales para la campaña, las relaciones públicas, las comunicaciones y la logística. Blender Institute está contratando a varios de los desarrolladores centrales de Blender y está financiando parte de los costos de Code Quest a través de Blender Cloud, la plataforma abierta de producción y capacitación.

Los dos partidos restantes fueron patrocinadores de la industria y la comunidad de usuarios de Blender, en conjunto destinados a cubrir casi la mitad del presupuesto total a través de una campaña de financiación colectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *