El lunes, un grupo de científicos anunció el descubrimiento de un tipo de vasos sanguíneos completamente nuevo en nuestros huesos.

Como se detalla en un artículo publicado en Nature Metabolism, los vasos recientemente identificados cruzan la superficie de los huesos hasta su interior. Los huesos, después de todo, también son órganos y tienen un sistema de circulación sanguínea que no difiere mucho del de nuestros órganos más blandos.

Estos investigadores llamaron a los nuevos vasos sanguíneos “vasos trans-corticales” o TCV, porque atraviesan toda la capa externa dura del hueso conocida como cortical.

“Es realmente inesperado haber podido encontrar una estructura anatómica nueva y central que no hubiera sido descrita en ningún libro de texto en el siglo XXI”, dijo en una declaración el coautor del estudio Matthias Gunzer, profesor de la Universidad de Duisburg-Essen, en Alemania.

Los científicos encontraron por primera vez pruebas de la existencia de los TCV en los huesos largos de ratones, informaron en su estudio. Anteriormente, los científicos solo habían identificado un puñado de vasos sanguíneos que entraban y salían de los huesos de ratones. En estos roedores, los TCV representan la mayor parte de la sangre que fluye a través de los huesos largos, según el estudio.

Los investigadores también encontraron evidencia de estructuras similares a los TCV, aunque más gruesas que en los ratones, en pequeñas partes de los huesos de las extremidades humanas.

Según los autores del estudio, el descubrimiento de estos vasos sanguíneos es un “eslabón perdido en la búsqueda de un sistema circulatorio cerrado completamente funcional” que explique cómo la sangre fluye dentro y fuera de los huesos.

Durante mileniosos, los seres humanos hemos mirado hacia adentro para descubrir los muchos misterios de nuestros cuerpos, pero nuestra anatomía aún conserva sus secretos.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *